Durante la última década, la instalación de un ascensores unifamiliares sin foso o con el foso reducido  se ha incrementado considerablemente, convirtiéndose en una de las principales soluciones a la restricción de movimientos en el hogar, y una de las formas de revalorizar la vivienda.

Pero, ¿Qué significa que un ascensor unifamiliar no tenga foso?

Para responder a esta pregunta, primero hemos de saber qué es el foso: es el hueco inferior por debajo del nivel de la última parada.  Esto se traduce en un aumento considerable del precio del elevador, ya que requiere de la realización de obras mayores, y la imposibilidad de instalarlo en muchos de los hogares.

Existen dos puntos que van a afectar al foso del ascensor. Por un lado la normativa vigente, que establece que para los ascensores unifamiliares es posible la reducción significativa del foso. Y por otra parte, en lo referido al chasis del ascensor. En este caso, la propia estructura del elevador podría ocupar un espacio lo suficientemente alto como para establecer un escalón  en la planta baja. La solución pasaría por realizar un pequeño foso que podría variar entre los 10 y 25 centímetros de profundidad.

Ventajas de los ascensores unifamiliares sin foso.

Precio económico.

Al no requerir de obras auxiliares como la construcción de un foso, o de grandes modificaciones en la vivienda por sus dimensiones, los elevadores unifamiliares pueden mantener un precio asequible para el cliente.

Tampoco la normativa para ascensores unifamiliares es tan exigente como la que se establece para los convencionales.

Adaptabilidad

Al no disponer de foso, ni de sala de máquinas, unido a las reducidas dimensiones del mismo, hacen que se pueda adaptar a casi cualquier espacio de la vivienda, con un mínimo de 1 m2 de superficie.

Accesibilidad

Permiten la eliminación de las barreras en el hogar que puedan afectar a las personas con movilidad reducida que residan en la misma.

accesibilidad

Comodidad

No sólo contribuyen a la accesibilidad de personas con movilidad reducida, sino que nos va a aportar confort, al poder transportar cierto peso sin tener que cargarlo por las escaleras.

comodidad

Revalorización del hogar.

Poseer un ascensor en tu propio hogar aporta un caché adicional a tu vivienda, lo que es sinónimo de mayor valor.

Así que….ya sabes, si aún no has acabado aún de convencerte, contáctanos y te comentaremos todas las facilidades que ofrece Alapont para mejorar la accesibilidad y la calidad de vida  en tu vivienda.