Pronto hará ya dos años que entró en vigor la  normativa europea de ascensores EN 81-20 y EN 81-50. Si todavía no tienes claro cómo afecta a tu ascensor no te preocupes, te lo contamos con detalle.

Las normativas EN 81-20 y EN 81-50 regulan los aspectos relacionados con el diseño, la resistencia de los materiales y los componentes de seguridad.

La última normativa de ascensores es importante, ya que atañe justamente a la seguridad tanto del viajero como del personal técnico que lo mantiene. Ello proporciona también una mayor durabilidad y resistencia del aparato y de sus componentes, así como más confianza para el usuario.

¿Qué cambios aporta la nueva normativa europea de ascensores?

Mayor seguridad para los pasajeros:

El nuevo reglamento afecta a los pasajeros positivamente al aportarles más seguridad, confort y eficacia:

  • Aumento de la iluminación en la cabina tanto para el uso habitual como para el de emergencia.
  • Mayor resistencia en las paredes, puertas y techos.
  • Cristal más seguro.
  • Materiales de decoración no inflamables.
  • Mayor seguridad en las puertas, más sensibilidad en estas para la detección de pequeños obstáculos.
  • Control de sobrecarga en la cabina, tanto visual como audible.

Mayor seguridad para el personal de mantenimiento o montaje:

Para los técnicos de mantenimiento también se trata de una mejora, ya que se aumenta la seguridad ampliándose entre otras medidas el espacio de trabajo dictado por normativa.

  • Aumento de iluminación en el hueco del ascensor.
  • Más espacio de seguridad para trabajar en el foso y en el techo de la cabina, y así disponer de más capacidad para moverse y trabajar cómodamente.
  • Aumento de protección en prevención de descargas eléctricas.
  • Más resistencia de la barandilla de seguridad en el techo de la cabina.
  • Se incorpora en el foso del ascensor un mando de inspección para el técnico.
  • Puertas y trampillas más grandes.
  • Más dimensión de los refugios de seguridad por si hay algún caso de accidente.

¿Cómo afecta a tu ascensor?

La normativa afecta a aquellos ascensores que se hayan instalado a partir del 1 de septiembre de 2017 o en los casos en los que se haya sustituido totalmente un ascensor viejo por uno nuevo, por lo que deben de cumplir con el reglamento. De no ser así no se podrían legalizar y por lo tanto el ascensor no se podría poner en funcionamiento.

Si tras leer el artículo todavía te quedan dudas respecto a tu ascensor, no lo pienses y contacta con nosotros o déjanos tu comentario en el post.

 

NORMATIVA DE ASCENSORES 2019

Descárgate aquí gratis la guía sobre normativa de ascensores.