¿Cómo se paga el ascensor en una comunidad?, ¿quién paga el mantenimiento?, ¿cuántos votos se necesita para aprobar la instalación de un ascensor en Junta?, ¿está toda la comunidad obligada a pagar las obras si solo un vecino quiere su instalación? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que suelen debatirse en la junta de vecinos cuando se plantea la instalación de un ascensor en la finca. En el post de hoy resolvemos estas y otras dudas sobre el tema. Si tienes alguna pregunta que no planteemos a lo largo del artículo, puedes dejarnos un comentario y te la responderemos encantados.

 

¿Cuántos votos son necesarios para aprobar la instalación de un ascensor?

 

A la hora de instalar un ascensor, los votos necesarios en Junta varían dependiendo de si se trata de una necesidad o simplemente de una mejora para ganar calidad de vida y comodidad.

Por regla general, la decisión de instalar un ascensor requiere el voto favorable de la mayoría de los vecinos, que a su vez, representen la mayoría de cuotas de participación. Si se aprueba en Junta la instalación del ascensor, se realizarán las obras pertinentes independientemente de la derrama que suponga.

Accesibilidad: instalar un ascensor en comunidad de vecinos

Sin embargo, existe una situación especial (art. 10.b de la LPH) que se produce cuando la solicitud se realiza por propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios personas con diversidad funcional, o mayores de setenta años. En este caso, tendrá carácter obligatorio y no requerirá de acuerdo previo en Junta, siempre que el importe repercutido anualmente de la instalación, una vez descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. En caso de que excediese las citadas mensualidades, no eliminará el carácter obligatorio de estas obras, si el exceso lo asume quien lo ha solicitado.

 

¿Cómo se paga el ascensor en una comunidad de vecinos? ¿Pagan menos los vecinos de plantas bajas?

 

La derrama del ascensor, tal y como estipula el artículo 9.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, se repartirá entre todos los propietarios acorde al coeficiente de participación y no por igual, es decir, se pagará dependiendo de la superficie útil de cada vivienda respecto al conjunto del edificio. Por lo que, vivas en el bajo o en el último piso o lo vayas a utilizar en mayor o menor medida, deberás abonar tu parte proporcional. Sin embargo, si en los estatutos de la finca se ha acordado previamente que los gastos del edificio corren por igual a cada propietario, lo estipulado estará por encima de la ley.

Si te encuentras en situación de desempleo, deberás pagar de todos modos dado que de no hacerlo te convertirás en moroso de cara a la Comunidad y podrán llevarte ante los tribunales. Una de las soluciones es hablar con el resto de vecinos e intentar llegar a un acuerdo para pagar cantidades inferiores cada mes hasta que mejore la situación.

 

¿Qué soluciones hay cuando un vecino se niega a pagar su parte?

 

Pese a la obligatoriedad de todos los vecinos a pagar la parte proporcional de la derrama tras la instalación del ascensor, pueden darse casos de personas que se niegan a realizar dichos pagos. En estos casos hay dos formas de actuar:

  • Iniciar un procedimiento judicial para cada uno de los deudores que no quieran asumir la derrama. Se recomienda insistir en el pago e informar a los infractores de que se va a proceder a demandarles. Si esto no cambia nada, como última instancia, llevarles a juicio. Lo mejor es llegar a un acuerdo, dado que los procedimientos son lentos, largos y costosos.
  • Dividir los gastos entre aquellos propietarios que quieran un ascensor y que el uso del mismo funcione con una llave. Si una vez instalado, algún vecino lo necesita y quiere tener acceso al mismo, este deberá abonar su parte proporcional. Es la alternativa más habitual ante casos de morosidad. El problema reside en que la gente que venga de fuera a hacer alguna visita tampoco tendrá acceso y deberán utilizar las escaleras, a no ser que el vecino con la llave accione el ascensor.

 

¿En qué lugares se puede instalar un ascensor?

 

Para instalar un ascensor en un edifico que carezca de este servicio, la primera opción que se baraja es en el propio hueco de la escalera. Si no hay espacio suficiente, en ocasiones, se puede recortar los peldaños unos centímetros por cada lado, siempre y cuando se respete la anchura mínima legal de 80 cm.

La tercera alternativa sería en el patio de luces, abriendo en él los huecos necesarios para llegar al ascensor. Esta solución solo es viable cuando el patio es amplio y si permite un acceso directo al elevador.

Si no hay hueco en el interior y el patio de luces no cumple con las características necesarias, se estudiaría la viabilidad de colocarlo en la fachada. Al ocupar espacio público, se deberá solicitar la licencia al ayuntamiento correspondiente, quien decidirá si otorgarla o no dependiendo de lo que rijan las ordenanzas municipales. En la Comunidad Valenciana cada vez son más las ayudas y subvenciones que se dan por parte de los consistorios para realizar la instalación en las fachadas de los edificios.

 

¿Estoy obligado a ceder parte de mi vivienda para la instalación del ascensor?

 

Como última opción, si no fuese posible por ninguna de las vías citadas en la anterior pregunta, se podría coger parte del espacio de las viviendas de los vecinos. Según la Ley de Propiedad Horizontal, en sus artículos 9 y 17, los propietarios están obligados a ceder parte de su casa, siempre que no suponga un detrimento en la habitabilidad. La comunidad, por las molestias ocasionadas, compensará económicamente a los afectados y cada vecino contará con una llave. Sin embargo, este caso no es habitual por varios motivos: el ascensor suele poder instalarse en otros espacios del edificio, tanto en el interior como en el exterior del inmueble, y porque, para poder llevar a cabo esta opción, solo ha de haber un piso por planta.

 

¿Qué pasos se han de dar para instalar un ascensor?

¡Coge papel y boli! En el siguiente vídeo te desglosamos los pasos a seguir para solicitar la instalación de un ascensor en la comunidad de vecinos de forma sencilla 

 

¿Quién paga el mantenimiento del ascensor?

 

Por norma general, el mantenimiento del ascensor se paga entre todos los propietarios de la comunidad. Sin embargo, si por unanimidad se modifican los estatutos y se acuerda que los bajos y locales están exentos de los gastos ordinarios como lo son el mantenimiento del ascensor al no utilizarlo, irá por encima de la Ley. 

 

¿Es obligatorio bajar el ascensor a cota cero?

 

Terminar con las barreras arquitectónicas en los edificios es  obligatorio, tal y como recoge la Ley de Propiedad Horizontal. En ocasiones, instalar un ascensor no es garantía de accesibilidad universal si para acceder a él desde el rellano de entrada del edificio hay que salvaguardar algunos escalones. Tal y como ocurre con la instalación del ascensor, si la bajada a cota cero del mismo lo solicita un vecino mayor de 70 años o con diversidad funcional, esta será obligatoria sin necesidad de votarlo previamente en junta siempre y cuando no haya otra alternativa para hacer accesible el edificio y los gastos no superen las 12 mensualidades.

 

Entre las otras alternativas que existen para conseguir la accesibilidad universal en el edificio, se encuentra la instalación de una rampa, de una plataforma vertical o de una silla salvaescaleras. Puedes ampliar información sobre las diferentes soluciones de accesibilidad aquí.

 

¿Tienes alguna duda que no la hayamos tratado en el artículo? Contacta con nosotros y te la resolveremos

Contacto

 

 

 

 

instalación de ascensor en comunidad de vecinos

Pasos para instalar un ascensor.

¿Quieres solicitar la instalación y no sabes por dónde empezar? La solución paso a paso en un clic.