Lo que no te contaron sobre la Inspección periódica de ascensores

¿Realmente sabes si tu comunidad ha pasado la inspección correctamente?

Si te preocupan los asuntos de tu comunidad de vecinos, seguramente habrás oído hablar de la inspección periódica de la OCA y habrás visto las pegatinas (verde, roja o naranja) en tu ascensor pero… ¿Realmente sabes si tu comunidad ha pasado la inspección correctamente? ¿Y cuál es la diferencia respecto a las revisiones que se realizan mensualmente?

En primer lugar, hay que diferenciar entre la revisión de mantenimiento mensual, que realiza la empresa de mantenimiento de ascensores contratada por la comunidad de propietarios, y la inspección periódica oficial, que ha de realizar un Organismo de Control Autorizado (OCA), para prevenir determinadas averías e incidencias, como ocurre con la ITV de los vehículos.

En la primera, la revisión de mantenimiento, el técnico visita el edificio mensualmente para comprobar que todo funciona correctamente. Una vez finalizadas las operaciones de mantenimiento, elabora un acta con las incidencias que ha encontrado, las que ha subsanado y aquellas que requieren algún tipo de intervención, y por lo tanto debe de ser aprobada por la comunidad de propietarios.

A continuación, basado en este informe, se pasa un presupuesto a la Comunidad para decidir su aprobación y hacer las reparaciones o no. En ocasiones al ser meras recomendaciones preventivas de la empresa de mantenimiento, se posterga la decisión, hasta que un organismo o ley obliga a llevarlas a cabo.

En cambio, la inspección periódica de ascensores es una inspección oficial y obligatoria, que realiza un Organismo de Control Autorizado (OCA), de forma periódica según las características del edificio. La empresa que realiza este tipo de inspecciones es independiente de la empresa instaladora o mantenedora y están autorizadas por el Ministerio de Industria.

El inspector de la OCA se encargará de revisar todos los aspectos de la sala de máquinas, de la cabina y del hueco del ascensor, haciendo hincapié en aquellas partes del aparato que afectan a la seguridad. Puede que en el momento de realizar la revisión del OCA, la normativa haya sufrido cambios desde la última revisión y se haya tenido que adaptar el aparato de algún modo.

Por ejemplo, antiguamente no era obligatorio tener una línea telefónica en la cabina y ahora sí, por ello, pese a que se haya llevado un correcto mantenimiento preventivo, se pueden detectar nuevos requisitos de seguridad recién incorporados por normativa.

Al finalizar, el inspector entrega un acta (favorable/desfavorable) donde constan los defectos detectados a subsanar, ya sea porque hay que adecuar el aparato a un cambio de la normativa, porque hay componentes desgastados por el uso, o porque estos hubiesen agotado su vida útil en la instalación. En caso de que la inspección sea «desfavorable con defectos» estos deberán ser subsanados antes de la próxima inspección periódica. Si por el contrario la inspección sale «desfavorable con defectos graves» se dispondrá de 6 meses para subsanarlos, transcurrido este tiempo el OCA efectuará una segunda visita para verificar la subsanación. En caso de que no haya dado solución pueden precintar y dejar el aparato fuera de servicio.

Este documento se entrega a la empresa ascensorista responsable del mantenimiento y al/a la administrador/a o en su defecto al/a la presidente/a de la finca. Con este documento la empresa ascensorista envía a continuación un presupuesto con los costes de la subsanación al administrador o al presidente, y solo cuando es aprobado por la comunidad es cuando se realizan los trabajos. 

Desde hace algunos años, el resultado de la inspección periódica, también se informa a la comunidad de vecinos a través de una pegatina ubicada en el interior de la cabina (verde, naranja o roja). Es muy importante estar al corriente de ello, ya que existen unos plazos para realizar dichas reparaciones y muchas veces se pierde mucho tiempo en la toma de decisiones. El significado de estas pegatinas de colores ubicadas en la cabina te lo explicamos con más detalle en este artículo. Pese a que esta revisión se realiza desde hace muchos años, la incorporación de las pegatinas es relativamente reciente y tiene como objetivo hacer visible la situación real del ascensor a todos los usuarios para recordar la necesidad de realizar o no las pertinentes adecuaciones/reparaciones, ya que es frecuente dejarlo pasar y defectos leves acaban convirtiéndose en graves provocando en algunos casos que el ascensor deba quedar fuera de servicio, como medida de seguridad, hasta que se subsanen las incidencias.

Si tienes más dudas acerca la inspección periódica o del mantenimiento de ascensores en la Comunidad Valenciana, contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario