Ayudar a tus vecinos en tiempos de confinamiento es una buena opción. Ahora más que nunca es el momento de demostrar a las personas de tu alrededor que pueden contar contigo. En Ascensores Alapont nos importas tú y tus seres queridos. Por nuestra parte haremos lo que esté en nuestras manos para que nos sientas a tu lado. Si por lo que fuese te quedas encerrado dentro de la cabina o el ascensor sufre una avería ahí estaremos para ayudarte. Sin embargo, ahora sobre todo es el momento de conocer más a tus vecinos, de proporcionarles ayuda a todo aquel que lo necesite o de simplemente estar ahí para que puedan hablar un rato con alguien.

Ahora más que nunca es el momento de demostrar a las personas de tu alrededor que pueden contar contigo

Quizá sin querer lo hayas pasado por alto, pero muchas personas de tu comunidad probablemente estén pasando el confinamiento en casa solas o por alguna cuestión no pueden hacer la poca vida normal que se nos permite en tiempo de cuarentena: sacar al perro, tirar la basura e ir al supermercado o a la farmacia.

Según un informe realizado en 2019 sobre sobre “Movilidad reducida y accesibilidad en el edificio”, de los 2’5 millones de personas con movilidad reducida, 1’8 requieren ayuda para poder salir a la calle. La mayoría de ellas cuenta con amigos o familiares para cubrir esa necesidad, pero no todos poseen esa suerte y menos ahora en pleno estado de alarma.

Es por ello que, desde Ascensores Alapont, te proponemos una cosa: imprime la imagen que verás a continuación y ponla en tu comunidad de vecinos para que todo aquel que lo necesite pueda recibir ayuda y sobre todo, préstasela.

ayudar en tiempos de confinamiento

Dscargar plantilla

Aprovecha para hablar con ellos aunque sea a través del teléfono, la terraza, el balcón o el patio de luces. Otra de las propuestas que te proponemos si tienes niños en casa es que pintéis una o varias de las plantillas que encontrarás pinchando aquí con mensajes de ánimo y se las metáis a vuestros vecinos por debajo de la puerta. Seguro que les hace mucha ilusión y les saca una sonrisa.

Es el momento de ayudarnos, de saber y sentir que puedes contar con alguien si en algún momento te sientes solo o necesitas una mano. Juntos podemos hacer frente al coronavirus.