Si bien es cierto que los precios tanto de venta como de alquiler los establece en gran parte la oferta y la demanda que haya en el mercado, hay algunos ítems para conseguir revalorizar la vivienda. Evidentemente no todos dependerán de uno mismo, pero otros sí.

Ubicación

Vivir en un barrio tranquilo, con buena conexión de transporte público y cerca de mercados, hospitales o colegios, son factores que van a ser imprescindibles a la hora de que un inquilino o futuro comprador se decante. Si tu vivienda cumple con todos o con gran parte de ellos, el precio será mayor dadas las comodidades.

Ascensor

 Uno de los ítems que hace que nuestra casa se revalorice en el mercado es tener un ascensor instalado en ella. Expertos aseguran que los edificios que carecen de elevadores su precio baja un 30%, frente a los que tienen uno, los cuales se duplica o aumenta hasta un 40% el valor de los mismos. Además aportan comodidad y la hacen accesible. Quizá ahora no lo necesites, o quizá sí, pero probablemente en algún momento te venga bien tener tu casa adaptada ante toda diversidad funcional. Los ascensores hoy en día, gracias a las ayudas, a las financiaciones y a la división del coste entre los vecinos, ya no son cosa de unos pocos, sino que su instalación es asequible.

Altura 

La altura va ligada al punto anterior. Vivir en las alturas siempre va a tener grandes beneficios que el resto de plantas no poseen al mismo nivel: luminosidad, menos ruidos, más luz e intimidad. Todo ello se paga, aumentando el valor del inmueble entre un 1 y un 2% por piso. Sin embargo, si no se dispone de ascensor, el beneficio se vuelve en tu contra y a mayor altura, menor es su interés. Por el contrario, de tener instalado un elevador, este factor se dispara hasta un 18%.

Amplitud y terrazas

 A mayor metros cuadrados, más elevada es la revalorización del inmueble. Sin embargo, si es excesivamente grande tampoco se demanda. Las más buscadas son viviendas de 80 metros cuadrados y cuantas más terrazas mejor.

Acústica 

La rutina acaba siendo agotadora y para poder llevarla cada día es imprescindible descansar bien. Es por ello que uno de los aspectos que más se valora a la hora de escoger una vivienda es que las ventanas sean de doble cristal, para que aíslen mejor los ruidos y las temperaturas.

Tras enumerarte diferentes fórmulas para conseguir revalorizar tu vivienda, desde Alapont te animamos a incluir un ascensor en tu hogar, mejorando así la calidad y seguridad de la Comunidad. Ponte en contacto con nosotros y te facilitamos todos los recursos disponibles de nuestro servicio de instalación y mantenimiento sin compromiso.