Seleccionar página

En los meses de verano los cambios de temperatura y las fuertes tormentas estivales pueden llegar a causar problemas en el funcionamiento del ascensor: cortes de energía cuando el ascensor está en marcha, atrapamiento de pasajeros entre dos pisos, fallos en el equipo a causa del calor o la humedad… Si queremos evitar este tipo de problemas a tiempo y asegurar que nuestro ascensor vaya a funcionar a la perfección estos meses de verano, lo mejor es confiar en una buena empresa de mantenimiento de ascensores que realice los mantenimientos preventivos y  ella deberá tener en cuenta los siguientes aspectos para controlar y minimizar riesgos y evitar así tener un ascensor averiado:

Temperatura de la sala de máquinas

La temperatura en la sala de máquinas es una de las principales causas de los fallos técnicos en los ascensores durante el verano, por lo que es una zona que debe gestionarse con sumo cuidado. Si queremos garantizar que la maquinaria funcione correctamente y no tener un ascensor averiado este verano, debemos asegurarnos de que la sala nunca sobrepase los 32ºC ni esté a menos de 7ºC.

Además del calor, la humedad también es uno de los factores que más puede afectar el rendimiento de nuestro ascensor, por lo que se debe controlar que, como nivel máximo, la humedad de la sala esté a un 85% para no tener ningún problema. No obstante, si por algún casual nos quedamos de todas formas atrapados en el ascensor debido a un fallo técnico, os recomendamos leer nuestro post sobre cómo salir de un ascensor atrapado entre 2 pisos.

Válvula de control electrónico

El aceite es un componente altamente sensible a la temperatura, algo especialmente relevante en el caso de los ascensores hidráulicos ya que, en resumen, la nivelación de los ascensores hidráulicos se ve afectada por la viscosidad del aceite.

Las válvulas controlan el flujo de este aceite dentro y fuera del depósito del ascensor hidráulico. Sin embargo, cuando el aceite está caliente deja de estar tan grueso como de costumbre, lo que puede afectar la velocidad y la calidad del desplazamiento, lo que resulta en un ascensor averiado durante todo el verano.

Hoy en día, las válvulas de control electrónico se pueden adaptar a la mayoría de ascensores para mejorar su eficiencia y la experiencia del usuario, incluso cuando la temperatura es alta y la viscosidad del aceite es baja. Además, las válvulas actuales también funcionan ante un mayor rango de temperaturas del aceite.

Humedad en los fosos del ascensor

Finalmente, la lluvia, las tormentas de verano y la humedad también pueden producir averías en nuestro ascensor, llegando incluso a bloquearlo. Normalmente, las humedades causadas por filtraciones, típicas en los fosos de ascensor soterrados, pueden provocar oxidación en la estructura del ascensor, cortocircuitos en las instalaciones eléctricas, deterioros e inundaciones, por lo que su reparación es crucial.

Si bien se trata de un problema aparentemente complejo, al ser bastante común en los procesos de mantenimiento de ascensores en valencia, las empresas responsables del mantenimiento de ascensores en la Comunidad Valenciana, como Ascensores Alapont, pueden repararlo en un plazo breve de tiempo y el mantenimiento preventivo realizado ha sido el adecuado.

En definitiva, si quieres asegurarte un verano tranquilo y libre de preocupaciones, lo ideal es  contratar un buen servicio de mantenimiento de ascensores en valencia  de una empresa con experiencia en el sector y tu zona. Si quieres combatir los efectos del calor y tomar medidas preventivas eficaces para que tu ascensor hidráulico o eléctrico funcione como la seda pese a las temperaturas, no dudes en contactar con nosotros y nos aseguraremos de que así sea.