Instalar un ascensor en una comunidad de vecinos es más sencillo de lo que parece. A veces puede ser algo tedioso a priori para conseguir el apoyo necesario por parte del resto de los vecinos, pero deja de serlo si conoces bien todas tus opciones gracias al asesoramiento de una empresa ascensorista como Ascensores Alapont y tus derechos antes de presentar el proyecto en junta. A continuación te desglosamos paso a paso cómo solicitar la instalación de un elevador en tu finca.

 

Primer paso:

Buscar una empresa ascensorista que haga un estudio de viabilidad

 

El primer paso para instalar un ascensor en tu comunidad de vecinos es saber si el edificio cumple con los requisitos para poder colocar un elevador. Para ello, has de buscar a una empresa ascensorista que haga un estudio previo de viabilidad donde se especifique si el hueco en la escalera es el suficiente y en el caso de que no lo sea, las diferentes alternativas viables para su colocación.

En Ascensores Alapont ofrecemos un servicio integral para que no tengas que preocuparte por nada, incluyendo albañilería, arquitectura, e información de normativa actual y de las diferentes ayudas y subvenciones a las que puedes acogerte, así como un plan de financiación dependiendo de tus circunstancias. Si vives en la Comunidad Valenciana puedes contactar con nosotros y te atenderemos sin compromiso.

 

Segundo paso:

Solicitar presupuesto

 

Una vez tengas el estudio realizado, el siguiente paso es solicitar un presupuesto y así poder presentarlo en junta para su votación. En nuestro caso te incluiremos en él opciones de financiación para que te resulte más cómodo realizar el pago.

Tercer paso:

Presentar la propuesta en la comunidad de vecinos

instalación de ascensor en comunidad de vecinos

Pasos para instalar un ascensor.

¿Quieres solicitar la instalación y no sabes por dónde empezar? La solución paso a paso en un clic.

 

Por último, con el estudio y el presupuesto en mano, deberás reunirte con el administrador de la finca o con la comunidad para informarles sobre el proyecto y realizar la votación para la instalación del ascensor. Antes de la junta, es importante que conozcas la siguiente información, contando así con argumentos para convencer al resto de propietarios o aplicar tus derechos:

  • Sistema de votaciones: Dependiendo de si el solicitante o familiar de este es mayor de 70 años o cuenta con una minusvalía superior al 33% será obligatorio o no votarlo en junta.

– Según el artículo de 10 de la LPH y la Ley de Supresión de Barreras Arquitectónicas, la instalación del ascensor es obligatoria, sin tener que votar en la comunidad si se quiere poner o no,cuando los gastos anuales derivados a la obra una vez descontadas las subvenciones o ayudas públicas no son superiores a 12 mensualidades ordinarias y además, un vecino o propietario con problemas de diversidad funcional o mayor de 70 años lo solicita. Si se superasen las doce mensualidades, la diferencia correrá a cargo de la persona interesada.

– Si no cumples con los requisitos arriba mencionados pero quieres poner un ascensor en tu comunidad, deberás recibir el apoyo de la mayoría simple, o sea, la mitad más uno del total de los propietarios que a su vez representen la mayoría de las cuotas de participación. En el caso de que salga adelante, la instalación del ascensor será de obligado cumplimiento por parte de todos los vecinos.
– Puede darse el caso que, una vez se apruebe la colocación del elevador, ya sea tras la votación en junta o por ley, haya vecinos que se conviertan en morosos y no paguen su parte. ¿Qué hacer en esos casos? Como por ley están obligados se puede iniciar un procedimiento judicial o, mejor, dividir los gastos de la instalación entre el resto de vecinos y que este funcione con una llave.

 

  • Distribución de los gastos de la instalación. Según el artículo 9.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, la cuantía dependerá del coeficiente de participación, o lo que es lo mismo, la relación entre la superficie útil de la vivienda frente a la total del edificio. Por lo que, no se debe dividir por partes iguales ni influye el uso que le vayas a dar o la planta en la que residas. Sin embargo, si en los estatutos de la finca se establece que los gastos que acarree el edificio corren por igual a cada propietario, estará por encima de la Ley. Si esto ocurre, debe ser aceptado por unanimidad.
  • En el caso de que finalmente salga adelante, tramitar las diferentes ayudas vigentes para la instalación del elevador correrá a vuestro cargo.