El precio del ascensor ha dejado de ser una traba para no instalar uno en la comunidad de vecinos. Hasta hace poco, siempre se ha pensado que tener un elevador en el edificio era un bien de lujo que no todos se podían permitir. Sin embargo, esto ha cambiado gracias a diferentes razones.

En búsqueda de la accesibilidad universal y la eliminación de barreras arquitectónicas, cada vez son más las ayudas y subvenciones que se conceden cada año por parte del Estado y también de la Generalitat Valenciana, en el caso de Castellón, Valencia y Alicante. Si a esto le sumamos que en un edificio, el pago de la instalación se divide entre todos los vecinos, al final el ahorro es considerable.

Por otra parte, hay empresas de ascensores, como es el caso de Ascensores Alapont, que ofrecen financiación en muchos casos sin intereses, para facilitar el acceso a las comunidades de vecinos a dispones de un ascensor en su edificio.

¿Sabías que España es el país con más elevadores por habitante? Sin embargo, todavía quedan muchas viviendas que no cuentan con este servicio, a pesar de que en 2017 finalizó el plazo para que las comunidades de propietarios cumpliesen con los requisitos de accesibilidad universal incluidos en la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad. Esto es un gran problema para mucha gente que realmente lo necesita para poder salir de su casa, ya sean personas mayores con dolencias o vecinos con diversidad funcional, entre otros colectivos.

Antes apenas habían opciones para dar solución a la eliminación de barreras, pero ahora se puede optar por varias vías. Cuando no hay suficiente hueco para un ascensor, cuando no se quiere hacer obra o cuando el desnivel a salvar es mínimo se puede instalar una silla salvaescaleras. Si se requiere de un elevador y no se cuenta con el hueco mínimo para su instalación, se puede montar en el patio de luces o, de no haberlo, colocarlo en la fachada exterior.

Como has podido comprobar en este post, gracias a las ayudas y subvenciones gubernamentales, a dividir el gasto entre los vecinos y a los diferentes programas de financiación, el precio del ascensor ya no es un problema.

Quizá ahora no lo necesites, o quizá sí, pero probablemente en algún momento te venga bien tener tu vivienda adaptada ante toda diversidad funcional. Si estás interesado en instalar un ascensor en tu vivienda o tienes cualquier duda, contacta con nosotros y te atenderemos encantados.