Cuando uno se va a vivir a un nuevo piso y tiene animales, le vienen a la cabeza preguntas como si pueden viajar los perros en el ascensor o si los vecinos le pueden prohibir entrar con su animal de compañía en él. Las mascotas, además de darnos cariño, suponen responsabilidades, como tener que sacarlos a pasear tres veces al día. Esto, viviendo en plantas altas, utilizar el elevador es de gran ayuda, pero, ¿pueden subir los perros?

En principio no debería de haber problema en que puedas compartir la cabina del ascensor con tu perro. En la Comunidad Valenciana no hay ninguna normativa que prohíba el acceso a los canes ni se refleja en la Ley 4/1994, de 8 de julio, de la Generalidad Valenciana, sobre Protección de los Animales de Compañía. Si bien es cierto, se puede dar el caso de que los vecinos hayan cambiado los estatutos de la comunidad y no se les permita la entrada a los animales. Si vas a mudarte de residencia, te aconsejamos que te asegures antes de que no se ha realizado dicha modificación, dado que en ese caso tu perro no podrá utilizarlo, a no ser que lo necesite por enfermedad, vejez o sea Lazarillo. Es inviable que un perro de avanzada edad o con artrosis en las patas tenga que subir y bajar las escaleras a diario varias veces, viva en un primero o en un quinto.

¿Qué se necesita para cambiar los estatutos de la comunidad?

Hay gente que les tiene miedo a los animales o simplemente no les gustan y no quieren compartir la cabina con ellos. Si en una reunión de vecinos se propone modificar los estatutos para no permitir la entrada de mascotas en el elevador, se tendrá que votar por unanimidad, incluida la persona que viaja con su perro, por lo que no saldrá adelante.

De haber problemas en la comunidad y de querer cambiar los estatutos, pese a que no se apruebe la modificación pertinente, si tienes mascotas y conoces a alguna persona que le dan miedo o no quiera compartir la cabina con él, se cortés y respetuoso y cédele el usarlo primero. Unas normas básicas de convivencia son vitales para el bienestar en la comunidad y para preservar el mantenimiento de los ascensores. Si tu perro hace sus necesidades donde no toca, recógelo.