¿Se puede utilizar un montacargas como ascensor? ¿Y un elevador para transportar mercancías? Desde Ascensores Alapont, a lo largo de este artículo damos respuesta a todas estas cuestiones.

Un montacargas nunca se va a poder utilizar como un ascensor, ya que está diseñado exclusivamente, como su nombre indica, para transportar cargas y no personas. La ley prohíbe terminantemente cualquier intento de modificar un montacargas para transformarlo en un elevador. Si bien es cierto que la seguridad en los montacargas ha ido evolucionando a lo largo de la historia, en la actualidad todavía no alcanzan los requisitos para garantizar la seguridad de las personas, los cuales sí cumplen los ascensores. Un ejemplo de ello es la falta de pulsadores de llamada en el interior de la cabina.

Sin embargo, un elevador sí que puede utilizarse para transportar mercancías, siempre con sentido común. Pese a que la Ley de Propiedad Horizontal obligue al propietario a informar al presidente de la comunidad de la realización de obras en el interior de la vivienda, no hay ley que prohíba utilizar el ascensor de la comunidad para transportar, en caso de reformas por ejemplo, materiales y escombros de las obras. Podrás hacer uso de él siempre y cuando la junta de propietarios no se oponga y lo prohíba.

A pesar de que, a priori, está permitido, siempre se ha de tener presente que el ascensor no se ha diseñado para transportar mercancía pesada, sino personas y enseres ligeros. Por ello, si se va a dar este uso, cabe recubrirlo para evitar desperfectos y tener en cuenta el peso que se va a introducir en la cabina del elevador. Un exceso de carga podrá dañarlo y, si sufre una avería por un uso indebido, será responsabilidad del propietario los deterioros sufridos, por lo que tendrá que hacer frente a las reparaciones convenientes, así como a los imperfectos en las zonas comunes.

No hace falta señalar la importancia de unas normas básicas de convivencia para preservar el mantenimiento de los ascensores y el bienestar en la comunidad. Si llevas a cabo obras en tu vivienda, asegúrate de dejar el edificio en el mismo estado en el que estaba antes de las reformas, incluyendo la limpieza de zonas comunes. Te aconsejamos, una vez concluidas las obras, contactes con tu empresa de mantenimiento de ascensores para que un técnico verifique que todo funciona correctamente.