Seleccionar página

Ya hablamos de las diferencias entre el ascensor hidráulico y el ascensor eléctrico en nuestro post Diferencias entre Ascensor Hidráulico y Eléctrico, pero hoy nos queremos centrar en el primero, ya que muchos edificios, sobre todo los más antiguos, utilizan este sistema. ¿Por qué es así?  El motivo es que los primeros ascensores eran hidráulicos y, cuando aparecieron los eléctricos, estos eran demasiado caros. No fue hasta al cabo de un tiempo que los eléctricos alcanzaron un precio asequible.

Pero el precio más bajo del ascensor hidráulico tiene truco, y es que, aunque su instalación y mantenimiento es menos costosa, el gasto mensual se dispara por su mayor potencia de contratación. Además, aunque los ascensores hidráulicos no consumen en la bajada, sí que consumen en total más que los eléctricos.

Sin embargo, el ascensor hidráulico tiene una ventaja principal: el espacio. Al no tener contrapeso, se puede instalar en espacios muy reducidos. Es ideal para lugares que se construyeron sin tener prevista la instalación de un ascensor, aunque esta es una característica que los ascensores eléctricos más nuevos han conseguido mejorar.

En general, el ascensor hidráulico es más sencillo que el eléctrico. Sus componentes están expuestos a un menor desgaste, por lo que tienen menor necesidad de mantenimiento que los eléctricos, siendo esta a su vez menos complicada. El problema es que al utilizar aceite para impulsar los motores, es mucho más contaminante, y por tanto más perjudicial para el medio ambiente.

Otro de los inconvenientes de este tipo de ascensor es la velocidad, siendo más lento que el eléctrico. Por ello, se suele utilizar en edificios bajos o en viviendas como ascensor unifamiliar. De hecho solo se puede instalar un ascensor hidráulico en un edificio de hasta 4 plantas.

Dados todos estos inconvenientes, ¿qué se puede hacer? ¿debería cambiar mi ascensor hidráulico por uno eléctrico? Quizás no sea necesario. Si el ascensor está en buenas condiciones de mantenimiento hay otras soluciones menos invasivas. Como comentábamos al inicio del artículo, uno de los problemas principales que tiene el ascensor hidráulico es el gasto económico que general al mes, derivado de su potencia y consumo.

Como solución, existe un aparato llamado ‘variador de frecuencia’ que permite reducir el gasto mensual bajando la potencia y el consumo del ascensor hidráulico. Estate atento al blog, ¡porque de él hablaremos la semana que viene!