¿Cómo poner un ascensor en un edificio antiguo?

¿Quieres poner un ascensor en un edificio antiguo con el objetivo de mejorar tu calidad de vida y la de los tuyos?

Puede que te haya seducido la idea de tener un ascensor en casa, bien pensando en tu futura vejez, por una minusvalía temporal o permanente, o puede que por transportar el carrito de algún bebé.


En ocasiones esta idea se puede hacer cuesta arriba porque vivimos en un edificio antiguo, que en un principio creemos que no cumple con las condiciones que se necesitan para poder montar un elevador, pero … ¿Cómo instalar un ascensor en un edificio antiguo?


¿Qué tener en cuenta antes de poner un ascensor en un edificio antiguo?

Antes de valorar la instalación de un ascensor en un edificio antiguo lo primero que hay que tener en cuenta es la tipología del mismo, es decir, si se cuenta con espacio en las zonas comunes (rellanos, entrada, etc.), la disponibilidad de otros espacios comunes para poner un ascensor (hueco de la escalera, lateral del edificio, patio interior, patio de luces, etc.), la ubicación del hueco de la escalera, la distribución de los tramos de las escaleras, el espacio existente para el desembarco…


Una vez analizada la tipología del edificio, se procede a plantear las diferentes opciones que mejor se adapten a la comunidad de propietarios y a sus necesidades.



¿Cómo poner un ascensor en un edificio antiguo?


A continuación te dejamos tres proyectos realizados por Ascensores Alapont en la comunidad valenciana, los cuales te permitirán conocer de cerca ejemplos reales de instalación de ascensores en espacios existentes.


Bajada a cota cero para montar un ascensor


Bajar el ascensor a ras del suelo en edificios antiguos es un proyecto que consiste en reformar el zaguán existente y reubicar el ascensor, de manera que se eliminan todas las barreras arquitectónicas dejando el recorrido desde la entrada del edificio hasta el ascensor totalmente accesible.

En este primer ejemplo, te contaremos la solución que se proyectó para instalar un ascensor en un edificio de Castellón.

Originalmente, para acceder a la entrada de este edificio se tenía que subir 1 peldaño y para hacer uso del ascensor era necesario subir otros 6 escalones desde el zaguán de la entrada.

En esta finca la escalera está situada en el centro del edificio y ya se contaba con un espacio destinado al ascensor por lo que solo fue necesario demoler la escalera hasta la primera planta y rehacer una nueva, modificar la ubicación de la puerta de acceso exterior donde había situada una ventana y un armario de C.G.P, y se eliminó parte del cuarto de limpieza, lo que dejó espacio suficiente para descender el ascensor de manera que su desembarco quedará al mismo nivel de la entrada.


Poner un ascensor en  el patio interior

En este segundo proyecto no era posible instalar un ascensor completamente accesible dadas las características de la entrada de la finca. La solución que se propuso fue ubicar el aparato dentro de las posibilidades espaciales de las que se disponía y crear un acceso adaptado, eliminando las barreras arquitectónicas que habían en el zaguán del edificio.

En este proyecto, encontrar una alternativa fue relativamente sencillo. La finca cuenta con un patio de luces en un lateral del edificio, con unas dimensiones suficientes y centrado en las zonas comunes, además de contar con una escalera de un solo tramo ubicada en el lado opuesto.

Esta distribución posibilitó la instalación de un ascensor en este espacio, con acceso al mismo desde el portal y las plantas superiores, al no interferir el tiro de la escalera en el embarque del elevador.

También se eliminaron por completo las barreras arquitectónicas que habían, sustituyendo los peldaños existentes en el zaguán, por dos rampas. La primera de ellas eliminó un peldaño existente entre la acera y el zaguán, y la segunda rampa  salvó los peldaños existentes entre el zaguán y el ascensor.




En el caso de que el espacio del patio interior hubiese sido más reducido, existe la posibilidad de instalar un ascensor en ese hueco aprovechando todo el espacio del mismo. En este supuesto según la normativa para poner un ascensor en una comunidad se tiene que tener presentes las medidas de habitabilidad del edificio y mantenerlas, como por ejemplo las ventilaciones y las características luminarias.

Puede que tu caso no sea ninguno de los anteriores, en Alapont siempre intentamos encontrar soluciones, lo que nos lleva a plantear otro ejemplo a la hora de poner un ascensor en un edificio antiguo. En estos casos la solución es un poco más complicada, ya que es necesario modificar tanto las zonas comunes, como la escalera.




Montar un ascensor sin hueco en la escalera



Para mejorar la accesibilidad de los edificios se les dota de ascensor como alternativa al itinerario existente, pero en ocasiones, poner un ascensor en un edificio antiguo para dotarlo de total accesibilidad en ocasiones resulta más complicado de lo que desearíamos.

En el siguiente proyecto te contamos paso a paso cómo realizamos la reforma para montar un ascensor sin hueco en la escalera en un edificio antiguo ubicado en Valencia. En este caso, nos encontramos con una escalera de doble tramo. Como hemos comentado, la ubicación del ascensor se proyectó en el hueco de la escalera existente en planta baja, mediante una estructura autoportante metálica. Esto supuso realizar una reforma importante en el zaguán, el hueco de escalera y los rellanos de las plantas superiores. 




Para la instalación de este aparato se redujo el ancho de los peldaños hasta 0,80 cm, el mínimo permitido según la normativa existente en este tipo de reformas, ganando el espacio suficiente para la colocación de la estructura portante en el hueco de escalera.

Además, con el fin de mejorar  la accesibilidad al ascensor en planta baja, se modificó el primer tramo de la escalera, eliminando los peldaños necesarios para colocar una rampa que facilita el acceso al mismo.

 
Otro elemento del edificio que se intervino fue la barandilla existente en el hueco de la escalera. Esta se retiró por completo dejando libre el hueco de la escalera, ganando el espacio suficiente donde se instalaría el ascensor propuesto. Por último, en la planta baja del edificio se realizó un foso para poder albergar la cimentación de la estructura portante del ascensor.

Como hemos podido ver, a la hora de poner un ascensor en un edificio antiguo, nunca hay una única solución para hacerlo posible, sino que dependiendo de la tipología del edificio y gracias a los cambios legislativos y a los avances técnicos es posible eliminar barreras arquitectónicas y poner ascensores en edificios antiguos dónde antes hubiera sido casi imposible hacerlo.

Ten en cuenta que montar un ascensor en tu edificio para algunas personas puede suponer un antes y un después en su calidad de vida. Las ganas y entusiasmo por conseguir esta gran mejora para nuestras vidas y la de vuestros vecinos, pasa por realizar una inversión que a medio y largo plazo resulta rentable, ya que nos acompañará en cada ciclo de nuestra vida.

Si quieres saber más sobre qué obras deberías  realizar en tu  comunidad para hacerla accesible, ponte en contacto con nosotros , te asesoraremos para hallar la mejor solución.

Deja un comentario