¿Cuál es la diferencia entre elevador y ascensor?

El artículo de hoy tiene como finalidad esclarecer la diferencia entre elevador y ascensor. Muchos de vosotros nos habéis consultado sobre esta cuestión, ya que suele producir confusión.

A lo largo de este blog iremos resolviendo preguntas como, ¿qué es un elevador? ¿Qué es un ascensor unifamiliar? o ¿cuál es la diferencia entre instalar un homelift y un ascensor convencional?

En primer lugar queremos esclarecer qué es un elevador y qué es un ascensor.

Según la ITC-AEM 1 , “se considera ascensor aquel aparato de elevación instalado permanentemente en edificios o construcciones que sirva niveles definidos, con un habitáculo que se desplace, siguiendo un recorrido fijo, a lo largo de guías rígidas o no. Su inclinación sobre la horizontal debe ser superior a 15 grados, y estar destinado al transporte de personas, de personas y objetos o solamente objetos en el caso de disponer un habitáculo accesible.”

Quedando excluidos de esta definición los ascensores de obras de construcción, los elevadores instalados en medios de transporte, los funiculares, los trenes cremallera. Además de los aparatos elevadores conocidos como salva-escaleras o sube-escaleras y que engloban tanto a sillas como a plataformas, y los elevadores verticales de corto recorrido o mini elevadores, que son aquellos que cubren una distancia vertical menor que la existente entre dos plantas de un edificio.

Por lo tanto, desde 2015, con la entrada en vigor de la nueva normativa de ascensores, se empiezan a regular los hasta entonces conocidos como elevadores domésticos o unifamiliares, y pasan a denominarse ascensores, lo que provoca que podamos encontrar dos tipos de ascensores dependiendo de su velocidad, con sus normas de fabricación, instalación, comercialización y puesta en marcha diferentes.

Por un lado, encontramos a los ascensores unifamiliares o domésticos de velocidad no superior a 0,15 m/seg., y por otro lado los ascensores comerciales con velocidad superior a 0,15 m/seg.

Como hemos comentado la principal diferencia entre estos dos modelos de ascensores es la velocidad, no obstante, también hay otros factores a la hora de diferenciarlos como, el recorrido o número de paradas, la capacidad, tráfico, obra civil necesaria, mantenimiento, inspecciones y revisiones, consumo eléctrico, dimensiones de la cabina, coste de instalación.

Normativa de ascensores y elevadores

Cada aparato se rige por normativas de fabricación, instalación, comercialización y puesta en marcha diferentes, por ejemplo, los requisitos técnicos necesarios para la instalación de un ascensor de velocidad reducida (no superior a 0,15 m/seg.), son menores que los necesarios para el resto de ascensores con velocidad superior.

Los ascensores de velocidad no superior a 0,15 m/s están regulados por el Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre, por el que se establecen las normas para la comercialización y puesta en servicio de las máquinas.

Mientras que los ascensores de velocidad superior a 0,15 m/s están regulados por el Real Decreto 1314/1997, de 1 de agosto, por el que se dictan las disposiciones de aplicación de la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo 95/16/CE, sobre ascensores, modificado por el Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre.

Obra civil necesaria

Es considerado un aspecto clave por los profesionales del sector a la hora de instalar un ascensor, tener en cuenta el espacio del hueco, foso y huida.

Por ejemplo, es necesario un foso para un ascensor doméstico de velocidad reducida es de entre 10 y 25 cm., de profundidad, en función del fabricante, mientras que el de los ascensores comerciales o con velocidad superior a 0,15 m/Seg es de 1,2 m.

Mantenimiento de ascensores y elevadores

En ambos casos es obligatorio tener un contrato de mantenimiento con una empresa debidamente autorizada, aunque la ejecución técnica y la periodicidad de dicho mantenimiento se efectuará, según la normativa, dependiendo de cada casos:

El mantenimiento de los ascensores convencionales o de velocidad superior a 0,15 m/s. se realizará con una periodicidad, en su mayoría, mensual, lo dispuesto por el Real Decreto 1314/1997, de 1 de agosto, por el que se dictan las disposiciones de aplicación de la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo 95/16/CE, sobre ascensores, modificado por el Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre.

En el caso de ascensores en viviendas unifamiliares y ascensores puestos en servicio mediante declaración de conformidad CE , se realizará el mantenimiento preventivo cada cuatro meses, según lo dispuesto por el Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre.

Medidas mínimas necesarias

Instalar un ascensor unifamiliar o un ascensor comercial siempre está condicionado por el espacio del que se dispone, no obstante, las dimensiones mínimas de la cabina del ascensor para el uso de sillas de ruedas y sus cargas según la norma.



¿Cuál es la mejor opción entre instalar un ascensor unifamiliar y un ascensor comercial?

La mejor opción dependerá de las necesidades de cada usuario. Por un lado, a la hora de instalar un ascensor unifamiliar hay que tener en cuenta que tienen un menor precio de partida, menos requisitos constructivos para su instalación y menor coste de mantenimiento y conservación, pero con una velocidad inferior a 15 m/seg., lo que puede suponer un tanto incómodo para edificios con un tráfico medio/alto.

Y por otro lado, tenemos los ascensores residencial con una velocidad superior a 0,15 m/seg., los cuales están adaptados para soportar un nivel de uso superior con velocidades más adecuadas para edificios de mayor altura.

Como profesionales del sector que somos, nuestra recomendación para una vivienda unifamiliar de hasta un máximo de cinco plantas de altura o un edificio o local comerciales de poca altura con poco uso, sería la instalación de ascensores domésticos o unifamiliares de velocidad inferior a 0,15 m/seg.

En el resto de casos sería importante valorar la opción de instalar un ascensor residencial.

Para que la decisión de su instalación sea mucho más sencilla y accesible, existen ayudas económicas y subvenciones para fomentar la accesibilidad en la Comunidad Valenciana, además de las opciones de financiación sin intereses por parte de las empresas de ascensores como es el caso de Ascensores Alapont

Deja un comentario