Instalar un ascensor en casa conlleva grandes beneficios, no solo para personas de avanzada edad con dificultades para subir y bajar escaleras sino también para parejas con hijos, embarazadas o personas con movilidad reducida esporádica tras un accidente.

Además de eliminar las barreras arquitectónicas del hogar, contar con un elevador doméstico es sinónimo de salud, pues al reducir los esfuerzos que requiere levantar cargas o subir y bajar entre plantas las compras de alimentos o mobiliario se evitan dolores musculares.

Instalar un ascensor en casa es una inversión de futuro que revaloriza la vivienda en un 35%

Hace unos años, tener un ascensor en casa era todo un lujo. Sin embargo, en la actualidad el factor económico ha dejado de ser una traba, dado que gracias al avance de la tecnología se ha conseguido abaratar el precio final. Por otro lado existe la posibilidad de financiación y de obtener ayudas y subvenciones para su instalación. Además, una vez hagas uso de él tampoco tendrás que preocuparte por el consumo de la luz, pues este no afectará en la factura al consumir como algunos electrodoméstico o incluso menos.

Tener un ascensor en casa multiplica tanto el confort de tu familia como el valor de tu vivienda. Según los expertos, un inmueble con ascensor se revaloriza hasta un 35%, por lo que, instalar un ascensor es una inversión a corto y largo plazo.

A la hora de escoger la empresa ascensorista a la que contratar la instalación del ascensor unifamiliar es importante no quedarse solo con el factor del precio, sino también con la confianza que esta te transmita y los años que lleve en el sector de la elevación. En Ascensores Alapont contamos con más de 60 años de experiencia mejorando el día a día de las personas a través de nuestras soluciones de accesibilidad. Si has decidido dar el paso e introducir un ascensor doméstico en tu vida, contacta con nosotros y estudiaremos tu caso para ofrecerte un trato personalizado acorde a tus necesidades.