Principales incidencias en la inspección periódica del ascensor

¿Sabías que el mantenimiento de ascensores y la inspección periódica reglamentaria son dos cosas distintas?


La respuesta a esta pregunta tiene fácil respuesta pues ambos están regulados en el  Real Decreto 88/2013, del 8 de febrero para garantizar la seguridad de los usuarios y el correcto funcionamiento de los ascensores.

En este texto te contamos cómo se debe realizar la revisión de las distintas partes que los componen, la regularidad en la que deben ser revisadas y los responsables que intervienen en todo el proceso. A continuación te contamos los puntos más importante y las principales incidencias en la inspección periódica del ascensor.


¿Qué es un OCA de ascensores?

El famoso OCA de ascensores es el Organismo de Control Autorizado (OCA) que realiza la Inspección Periódica Reglamentaria (IPR) a los ascensores para certificar que sus condiciones de funcionamiento y seguridad son correctas. Cabe destacar que son diferentes de las Inspecciones Técnicas Periódicas (ITP), o más conocidas como revisiones de mantenimiento, las cuales se realizan cada mes aproximadamente.


¿Quién debe solicitar esta inspección?

El Titular (la comunidad de propietarios o su representante legal) es el responsable de solicitar la inspección. No obstante el OCA manda una carta informando y la empresa de mantenimiento también puede avisar de que la certificación está próxima a caducar.


¿Cada cuanto se realiza la Inspección Periódica Reglamentaria?

Los plazos mínimos para la IPR pueden variar según la tipología del ascensor:

– Ascensores instalados en edificios industriales y lugares de pública concurrencia, cada dos años.

– Ascensores instalados en edificios de más de veinte viviendas, o con más de cuatro plantas servidas, cada cuatro años.

– Ascensores instalados en edificios no incluidos en los casos anteriores, cada seis años.


¿Qué se considera defecto?

Se considerará defecto, cualquier elemento de seguridad reglamentario que se requiera por cambio de normativa y no haya sido incorporado, que haya suciedad o elementos ajenos al aparato en el momento de la inspección. Los defectos se clasifican en leves, graves y muy graves.


¿Qué se inspecciona en la Inspección Periódica Reglamentaria?

Como hemos dicho antes no es lo mismo la Inspección Técnica Periódica (ITP) que la  Inspección Periódica Reglamentaria (IPR). En estas dos inspecciones se comprueban y verifican puntos distintos mediante una inspección visual y/o funcional y si se considera necesario, recomendar reparaciones y ajustes para cumplir con las normas y reglamentos en vigor en ese momento.

La primera de ellas es realizada mensualmente por un técnico de mantenimiento de la empresa mantenedora de su confianza, como pueda ser Ascensores Alapont.

La segunda es realizada por un/a inspector/a que pertenece a un Organismo Autorizado de Control (OCA) imparcial. En esta inspección se revisan todos aquellos elementos que según la normativa vigente en ese momento están relacionados con la seguridad, alguno de ellos son el estado de las puertas, el funcionamiento de los frenos, el limitador de velocidad, el paracaídas o el dispositivo de petición de socorro.

La inspección del OCA es como la ITV que se realiza a los automóviles. Por ello si el inspector anota ciertos defectos a subsanar no es sinónimo de que se haya realizado un mal mantenimiento, porque a pesar de que se realice un correcto mantenimiento preventivo (ITP), pueden surgir incidencias en el momento de la IPR relacionadas con la adecuación del equipo a los cambios normativos, que muchas veces han cambiado desde la última inspección.


¿Quién es el responsable de que se subsanen las incidencias de la Inspección Periódica Reglamentaria tiempo?

La resolución de las inspecciones se identifican mediante una etiqueta situada en el interior de la cabina, de este modo todos los usuarios que lo utilicen saben el estado en el que se encuentra el aparato y pueden reclamar al presidente o al administrador que la etiqueta sea verde y la fecha esté vigente, para dejar constancia que la maquinaria cumple con las medidas de seguridad y su funcionamiento es correcto.

Hay que tener presente que si sucediese un accidente, y no estuviese vigente, el seguro de responsabilidad civil de la empresa de mantenimiento no se haría cargo de las indemnizaciones por daños. La responsabilidad recaería sobre el presidente o representante de la Comunidad de Propietarios.

El no estar al día de la IPR también puede conllevar sanciones económicas para el presidente o representante de la Comunidad de Propietarios y derivar en una responsabilidad penal por negligencia u omisión de deberes, ya que tanto la contratación de dicha inspección como la reparación de los defectos que surjan en la misma es su responsabilidad.


¿Quién paga las reparaciones de las incidencias OCA?

Las subsanaciones de las incidencias detectadas por el OCA por lo general corren a cargo de la comunidad de vecinos, aunque esto también depende del tipo de contrato que se tenga con la empresa mantenedora.

Es importante saber que durante el mantenimiento mensual, cuando el técnico revisa el aparato realiza un informe, si procede, con las anomalías que ha detectado. En ocasiones, las comunidades no aprueban el presupuesto a tiempo para subsanar dichas anomalías o adecuaciones a nuevas normativas, y al realizar la inspección del OCA sale desfavorable pese a haber realizado un correcto mantenimiento.

Existe otra excepción en el caso de que se haya instalado el ascensor recientemente. En esta situación, si la incidencia es porque no se han tenido en cuenta los últimos cambios exigidos por la normativa vigente en ese momento, su subsanación corren a cargo del fabricante.


¿Cuáles son las principales incidencias que se detectan en una inspección realizada por el OCA?

Estas son las principales incidencias que se detectan en las revisiones de la Inspección periódica del ascensor:

> La iluminación de los accesos a la cabina es insuficiente. (Leve)

> Carece o no es reglamentaria la protección de la polea del limitador y/o polea tensora. (Leve)

> No es posible establecer comunicación bidireccional con un servicio de intervención rápida para que realice un rescate en caso de emergencia. (Grave)

> La botonera de la cabina y/o del rellano no están en sistema braille. (Leve)

> Carece o no es reglamentario el faldón guardapiés. (Grave)

>
Las puertas de la cabina no tienen o no funciona la fotocélula. (Leve)

> Falta escalera o acceso independiente al foso. (Leve)

> Precisión inadecuada de parada y/o nivelación de la cabina respecto del nivel de piso. (Leve)

Si tienes más dudas acerca de las Inspecciones periódicas reglamentarias del OCA y tu ascensor se encuentra en la Valencia, Castellón o Alicante, contacta con nosotros y solicita un presupuesto sin compromiso.

2 comentarios en «Principales incidencias en la inspección periódica del ascensor»

  1. Buenos días:

    Lo primero agradecerles la información que tienen en su página web sobre ascensores, pues resulta muy útil para las personas que no somo profesionales del ramo.
    En segundo lugar les quisiera pedir ayuda para aclarar unas dudas que tengo:
    ¿Desde cuando es obligatorio la instalación del «Faldón guardapiés» y la «Barandilla de protección de cabina»

    Muchas gracias de antemano por su atención y reciban un cordial saludo.

    José Carlos González

  2. Buenos días José Carlos,
    Muchas gracias por su comentario, es un placer recibir vuestro feed-back positivo, ya que nuestra intención es justamente dar información de calidad y útil para todos los usuarios.
    En cuanto a su consulta, esta obligatoriedad vino plasmada en el Real Decreto 57 del año 2005, que afecta tanto a ascensores nuevos como a los ya instalados,
    Espero haberle ayudado,
    Un saludo

Deja un comentario