Argumentos para instalar un ascensor. Convence a tus vecinos

Actualmente, uno de cada diez españoles vive con algún tipo de discapacidad, y más de la mitad de ellos, no puede acceder con normalidad a su edificio porque encuentra barreras arquitectónicas. Estos datos nos dan una visión clara de que existe una necesidad social urgente que requiere modificar nuestro entorno.

En una sociedad que valora la inclusión, es responsabilidad de la propia sociedad el hecho de que el entorno favorezca la convivencia en igualdad. Para personas ancianas o con movilidad reducida, en ocasiones al salir o entrar de su casa encuentran todo tipo de obstáculos que afectan a su autonomía diaria, lo que afecta a la convivencia y atenta contra su dignidad.

En este artículo te damos los argumentos para instalar un ascensor que proporcione autonomía y ayude a facilitar el acceso a la vivienda a todos los vecinos. Además, también daremos a conocer los derechos y las obligaciones que se tienen como parte de una comunidad de propietarios a través de las leyes en vigor. 

¿Cómo solicitar la instalación de un ascensor?

Hay que tener en cuenta que la instalación de un ascensor está citada en la Ley de Propiedad Horizontal como un ejemplo de servicio común de interés general en la comunidad de propietarios, puesto que facilita la movilidad de todos los vecinos con o sin discapacidad, y, por tanto, es la Junta de propietarios quien decide.

Las personas que necesitan de estos elementos o los propietarios en cuya vivienda habitan o trabajan personas con discapacidad o con movilidad reducida, son normalmente quienes solicitan una solución de accesibilidad para la adecuación del edificio. No obstante, puede solicitarlo cualquier vecino o propietario.

“Cualquier propietario podrá pedir que la Junta de propietarios estudie y se pronuncie sobre cualquier tema de interés para la comunidad; a tal efecto dirigirá escrito, en el que especifique claramente los asuntos que pide sean tratados, al presidente, el cual los incluirá en el orden del día de la siguiente Junta que se celebre.”

El primer paso es solicitar por escrito al Presidente de la Comunidad la convocatoria de una Junta de vecinos para someter a votación la instalación de una solución de accesibilidad que elimine las barreras arquitectónicas que puedan existir, apelando al artículo 16.2 de la Ley 49/1960.

¿Cuántos votos a favor son necesarios para poner un ascensor?

A pesar de que en el artículo 10.2 de la Ley de Propiedad Horizontal se establece como obligación de la Comunidad realizar y costear las obras necesarias de accesibilidad solicitadas por personas discapacitadas o mayores de 70 años, siempre que el coste de las mismas no supere las doce mensualidades de gastos comunes, existen otros supuestos a tener en cuenta.

Como hemos dicho en el punto anterior, la instalación de un ascensor es un servicio común de interés general, por lo tanto, es una excepción a la regla de que se requiere de una unanimidad para su aprobación.

En un primer momento, tan solo necesitas el voto de al menos tres quintas partes de las cuotas para conseguir un acuerdo favorable. Por otro lado, el artículo 17.2 de LPH, dice que si en el edificio viven personas mayores de 70 años o discapacitadas, el acuerdo se aprobaría por la mayoría de propietarios que representen a la mayoría de las cuotas.

Antes de someter el acuerdo a votación de la junta te aconsejamos sondear la opinión de los propietarios. Si hay propietarios que están a favor y no pudieran asistir a la junta, pide que firmen la hoja de representación que suele enviarse con la convocatoria.

No obstante, a efectos de computar los votos se entienden como positivos los votos de los ausentes en la junta que no expresen su disconformidad con el acuerdo en el plazo de un mes desde que este les sea notificado.

¿Qué hacer para obtener apoyos?

En lo relativo a la accesibilidad, existe un amplio abanico de legislación ratificando la necesidad de modificar el entorno solidariamente para garantizar una accesibilidad universal a todas las personas.

Por ejemplo, la modificación del ancho de las puertas de un ascensor, bajada a cota cero del ascensor, sustitución de la cabina del ascensor para adecuarse a las medidas mínimas, instalación de un salva escaleras, etc.

En lo que a la normativa estatal se refiere y, centrándonos en la accesibilidad en edificios, el Real Decreto 556/1989, de 19 de mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios (BOE de 23 de mayo de 1.989), establecen una serie de medidas mínimas que deben garantizar la accesibilidad de las personas con discapacidad. 

Otra  norma de especial relevancia a estos efectos, es la Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad (BOE de 3 de diciembre de 2.003). En su artículo 10.2.a) se establece la intervención del Gobierno en el establecimiento de medidas para permitir a las personas con discapacidad la accesibilidad a los edificios, tanto públicos, como privados.

También cabe mencionar  la Ley de Propiedad Horizontal (Art. 10 y 17), la cual ha sufrido un importante cambio desde la entrada en vigor de la Ley 26/2011 de 1 de agosto , la Ley 15/1995, de límites al dominio sobre inmuebles para eliminar barreras arquitectónicas de las personas con discapacidad, la cual asegura también el derecho de las personas discapacitadas a tener una vivienda digna, y la Ley 1/1998, de 5 de mayo, sobre accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas, urbanísticas y de la comunicación de la Comunidad Valenciana.

Todas ellas ratifican la necesidad de la realización de obras o el establecimiento de nuevos servicios comunes para suprimir las barreras arquitectónicas con el fin de que en un mismo ambiente estén integradas todas las personas independientemente de sus capacidades.

Coste de instalación de un ascensor

El coste de instalación del ascensor es otro de los factores que supone un freno a la hora de conseguir el apoyo de los vecinos. Las administraciones a nivel estatal, autonómico o local son conscientes de la importancia de conseguir inmuebles totalmente accesibles.

Para garantizar la autonomía de las personas mayores y con movilidad reducida, estas administraciones convocan cada año  ayudas y subvenciones. Un ejemplo de ello son las ayudas que la Generalitat Valenciana lanza anualmente: el Plan Renhata para fomentar la eliminación de barreras arquitectónicas.

Otro de los motivos por lo que los vecinos votan a favor de la colocación de un ascensor es por el incremento de valor de su inmueble, entre un 35 a un 40%.

¿Qué hacer en caso de no conseguir los votos?

Si la mayoría de la junta de propietarios estuviera en contra de la propuesta para mejorar la accesibilidad, ya sea por motivos económicos o porque no lo consideren conveniente, la decisión es impugnable, apelando al artículo 16 de la Ley 49/1960.

Las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal son de carácter obligatorio según lo establecido en el Art. 10 de esta misma Ley. Esto significa que se puede solicitar a un juez la anulación del acuerdo y que se declare la obligatoriedad de realizar la instalación o modificación de los elementos solicitados siempre que conviva en el edificio ( no es necesario que sea propietario) una persona con discapacidad o mayor de 70 años.

Teniendo en cuenta nuestro futuro próximo y siendo previsores, no consiste solamente en eliminar hoy barreras arquitectónicas para algunas personas. La mayoría de nosotros con el paso de los años veremos disminuidas nuestras capacidades físicas, lo que hará que necesitemos ciertas soluciones de accesibilidad para nuestra movilidad diaria en el entorno.

Con el tiempo, es inevitable realizar las  obras o el establecimiento de nuevos servicios comunes para suprimir las barreras arquitectónicas con el fin de que en un mismo ambiente estén integradas todas las personas independientemente de sus capacidades.

Si a pesar de estos argumentos para instalar un ascensor en Valencia, Castellón o Alicante, sigues teniendo dudas al respecto, puedes consultarnos, te asesoraremos en todo.

¡Tú me importas!

Deja un comentario